Con poesía también se puede luchar por Los Cinco

Posted on Actualizado enn


No necesariamente se requiere ser una poetisa reconocida; se puede llegar, incluso, con la palabra hecha camino, entre estrofas desconocidas, a mostrar la nobleza espiritual en las insomnes alboradas almacenadas en las páginas de un cuaderno.

Desde ahí se puede condenar la ilegalidad, la violación más grosera del derecho universal, para que la verdad jamás claudique. Se puede luchar por Los Cinco.

Los poemas de Diana Puértolas Suárez llevan la prosa abierta, el desnudo de lo esencial, el bienestar personal bronceado de seguridad. En las inspiraciones sobresale el carácter, el apego duradero a la luz del sol, “para que el decoro sea una estrella que acompañe a los pueblos del mundo, líderes, dignatarios, religiosos, familiares y amigos”.

En las intimidades del poemario resaltan dos poesías dedicadas a los Cinco Héroes, “esos hermanos luchadores antiterroristas presos en los Estados Unidos.

Los gobernantes de ese país no han permitido -a través de la propaganda política y el soborno desproporcionado- las garantías y los procedimientos para con esos invencibles hombres, mas el mundo ya conoce la verdad por lo que el reclamo de justicia no se va a detener”.

Aunque nacidos en el mes de abril del 2005, sus dos trabajos, escritos en la cobija del amplio hogar, tienen títulos donde la esencia perfuma la suma de voluntades y se acogen a lo más respetable de este mundo.

“En uno de ellos, cuyo nombre es Esperanza, pronuncio la confianza de Ramón, René, Gerardo, Fernando y Antonio de seguir amando la vida. Y aunque ahora René ya no está detrás de los barrotes, sigue encarcelado. Aunque eso se llame libertad supervisada y lo hayan dejado venir a Cuba a ver a sus seres queridos, no deja de ser humillante. Ellos tienen firmeza de sobra y su esperanza es blanca y transparente, igual a la que nunca tendrá fin en los que luchan”, significó.

La musa entrelaza las letras, les da sentido, “así sucede también con Confianza. Cuando se tiene fe en algo digno o en alguien que sea ejemplo de sacrificio, no se falla ni un instante”.

Diana mira a las páginas del cuaderno donde se acumula un grueso poemario, desde el cual vuelan mariposas, crecen las plantas y vive la libertad. “Mis poemas ya representan una voz, donde es árbol frondoso una frase de José Martí: (…) “dígase hombre, y ya se han dicho todos los derechos”. (Tomado de Radio Santa Cruz digital).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s