¿Gordos o mentirosos?

Posted on Actualizado enn


Los presos obesosHace poco leía en el blog http://lapolillacubana.wordpress.com que la llegada a España de algunos de los contrarrevolucionarios que estaban presos en Cuba, había impresionado a
a la prensa ibérica porque “son los disidentes de mayor talla de cintura que (…)han llegado a Madrid vía La Habana, rechonchos y saludables.”

Tan sutil ironía deja al desnudo los más recientes petates protagonizados por esa camada de mercenarios que, amparados en ayunos voluntarios, denunciaban entre otras cosas, los “maltratos” que recibían en las cárceles cubanas.

No me explico cuáles eran esos agravios si llegaron a alcanzar supertallas de cintura y hasta los que optaron por “pelearse con la comida” como Guillermo Fariñas aumentaron de peso durante la hospitalización y recibieron costosos tratamientos.

¿Cómo ahora los grandes medios de información ocultan lo que ocurre con Gerardo Hernández, uno de los cinco antiterroristas cubanos injustamente encarcelado en Estados Unidos, a quien niegan la atención médica?

Claro, publicarlo así de ese modo sería admitir una evidente violación de un derecho humano básico precisamente en el país que acusa a Cuba de violar libertades fundamentales.

Decir que Gerardo se pasó cerca de dos meses esperando por una consulta médica; que en vez de recibir la atención requerida por un enfermo se encuentra incomunicado en una pequeña celda casi sin ventilación, sería admitir que lo se comete con ese patriota es pura tortura sin importar convenciones ni tratados.

Y es que en Estados Unidos las penitenciarías son todo un negocio privado, lo que implica que en la medida en que, por ejemplo se reduzcan gastos en medicamentos, serán mayores las ganancias. Así de duro es en el imperio yanqui.

Son esas realidades que los “presos obesos” y sus defensores tratan de callar.

Desafortunadamente, para ellos,  sus obesas tallas de cintura los delatan sin necesidad de abrir la boca.

Anuncios

Un comentario sobre “¿Gordos o mentirosos?

    Lazaro David Najarro escribió:
    3 octubre, 2010 en 10:13 pm

    Bueno ahora están creando problemas en España…Parece que quieren que los ubiquen en hoteles CINCO estrella… Ahora los españoles comprenderán por qué en Cuba el pueblo le dio su verdadero nombre: Escorias.

    Ahora comprenderán el verdadero objetivo de su “lucha” en la mayor de las Antillas: la lucha por los dólares que le daba la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana…

    ¿Luchadores o mercenarios?

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s