Orgullo de 26

Posted on Actualizado enn


El Camagüey de Agramonte, firme al lado de Venezuela
El Camagüey de Agramonte, firme al lado de Venezuela

Me atrevo a asegurar que este 26 de julio los cinco antiterroristas cubanos injustamente encarcelados en Estados Unidos, se sintieron, una vez más, orgullosos de la obra revolucionaria de su pueblo. Me atrevo también a decir que junto a los más de noventa mil villaclareños y amigos venezolanos concentrados en el Conjunto Escultórico Ernesto Che Guevara, también estuvieron multiplicados René González, René González, Antonio Guerrero, Fernando González y Gerardo Hernández.

Y no sólo por el hecho de que allí también estuviera una representación de sus familiares, sino porque nuevamente vibró la determinación de continuar defendiendo lo conquistas logradas en más de medio siglo de Revolución. Allí, en la plaza santaclareña, donde se alza una imponente escultura del Che, se escucharon alto y claro los Viva a Fidel, a Raúl, a la revolución, que es lo mismo que decir Viva a la seguridad y tranquilidad con la vivimos los cubanos y por la que los Cinco han sacrificado sus intereses personales.

Saben ellos también que este 26 de julio, en el Oriente del país, justamente donde tuvieron lugar importantes hechos de la última gesta libertaria en Cuba, un grupo de jóvenes extranjeros escaló el Pico Turquino para saludar el Día de la Rebeldía Nacional y exigir desde el punto más alto de la Mayor de las Antillas libertad inmediata para esos Héroes. ¿Verdad que son buenas razones para que René, ramón, Antonio, Fernando y Gerardo, se sientan orgullosos este 26 de julio? inco antiterroristas cubanos injustamente encarcelados en Estados Unidos, se sintieron, una vez más, orgullosos de la obra revolucionaria de su pueblo.

Me atrevo también a decir que junto a los más de noventa mil villaclareños y amigos venezolanos concentrados en el Conjunto Escultórico Ernesto Che Guevara, también estuvieron multiplicados René González, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y Gerardo Hernández. Y no sólo por el hecho de que allí también estuviera una representación de sus familiares, sino porque nuevamente vibró la determinación de continuar defendiendo lo conquistas logradas en más de medio siglo de Revolución.

Allí, en la plaza santaclareña, donde se alza una imponente escultura del Che, se escucharon alto y claro los Viva a Fidel, a Raúl, a la revolución, que es lo mismo que decir Viva a la seguridad y tranquilidad con la vivimos los cubanos y por la que los Cinco han sacrificado sus intereses personales. Saben ellos también que este 26 de julio, en el Oriente del país, justamente donde tuvieron lugar importantes hechos de la última gesta libertaria en Cuba, un grupo de jóvenes extranjeros escaló el Pico Turquino para saludar el Día de la Rebeldía Nacional y exigir desde el punto más alto de la Mayor de las Antillas libertad inmediata para esos Héroes. ¿Verdad que son buenas razones para que René, Ramón, Antonio, Fernando y Gerardo, se sientan orgullosos este 26 de julio?

Anuncios

2 comentarios sobre “Orgullo de 26

    maria del carmen castañeda escribió:
    29 julio, 2010 en 10:45 pm

    Este 26 de julio los CINCO estuvieron más presentes que nunca en los revolucionarios que festejamos el aniversario 57 del asalto a los Cuarteles Monacada y Carlos Manuel de Céspedes.
    Cada cual desde su pedacito de combate constinuará fiel a la verdad y al reclamo de justicia.Gerardo, Ramón. Fernando ,René y Antonio son pilares de nuestra patria que se agiganta y multiplican,razones más que suficientes para que el orgullo se infinito.

    Me gusta

    maria del carmen castañeda escribió:
    30 julio, 2010 en 2:51 pm

    Este 26 de julio los CINCO estuvieron más presentes que nunca en los revolucionarios que festejamos el aniversario 57 del asalto a los Cuarteles Monacada y Carlos Manuel de Céspedes.
    Cada cual desde su pedacito de combate continuará fiel a la verdad y al reclamo de justicia.Gerardo, Ramón. Fernando ,René y Antonio son pilares de nuestra patria que se agigantan y multiplican,razones más que suficientes para que el orgullo sea infinito.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s